25 ejemplares en México

En 2009 Audi llevó a los circuitos de carreras el motor V10 atmosférico. Desde entonces, esta obra maestra de la ingeniería ha recorrido un camino lleno de éxitos. Y hoy, diez años más tarde, es momento de celebrarlo. El Audi R8 V10 Decennium rinde homenaje a este motor de alto rendimiento. Fabricado sobre la base del Audi R8 Coupé V10 performance quattro, el Decennium llega en una edición limitada de solo 222 vehículos a nivel mundial y 25 de ellos en México con una configuración exclusiva pensada para dominar el asfalto.

Pura admiración

La trayectoria del motor V10 atmosférico durante estos diez años de competición es impresionante. Sus victorias hablan por sí solas y dan una idea del prestigio de este motor único: 62 victorias totales en campeonatos de pilotos, 78 títulos adicionales en su categoría, 11 victorias totales en pruebas de 24 horas. Una década brillante a la que se rinde homenaje con este modelo especial. Un término en latín lo define perfectamente: «Decennium», que significa ‘década’. Y no sería un homenaje si la variante del motor 5.2 FSI instalada en la versión de calle no fuera casi idéntica a la V10 de los dos GT series. Casi la mitad del vehículo está compuesto por las mismas piezas que el Audi R8 LMS GT3. E incluso su vínculo con el GT4 es aún más estrecho: ambos coinciden en más del 60% de las piezas.

Un diseño extraordinario

El contraste entre el bronce mate del colector de admisión del motor y las llantas de 20 pulgadas y el color de la carrocería en gris Daytona efecto mate en exclusiva para este modelo de edición limitada. Las líneas marcadas y decididamente atléticas del Audi R8 V10 Coupé performance quattro, en el que se basa el Decennium, también llaman la atención. Otros elementos de diseño procedentes de la competición son los pasos de rueda acentuados y el impactante difusor elevado en la parte posterior. A diferencia del Audi R8 V10 Coupé performance quattro, los aros de Audi y los logotipos negros se incluyen de serie en esta edición. El side blade y las carcasas de los retrovisores exteriores se presentan en carbono brillante.